Sólo es necesario cometer un error para que un cliente se aleje de nuestro servicio o producto para siempre. En cambio, si éste se siente comprendido, bien atendido y se resuelve la incidencia de forma profesional, eficaz y rápida; es posible dar la vuelta a la situación y conseguir fidelizar al cliente anteriormente insatisfecho.

¿Cuáles son los 10 mandamientos de la atención al cliente?

  1. Prioridad: El cliente es la persona más importante de nuestro negocio.
  2. Ubicuidad: No importa el equipo o departamento de nuestra compañía, el cliente siempre estará en primer plano.
  3. Conocimiento: Cuanto más sepamos de nuestros clientes, mejor servicio podremos ofrecerles.
  4. Antelación: Nos anticiparemos a las necesidades del cliente; respondiendo de forma eficaz y proactiva.
  5. Credibilidad: Siempre cumpliremos con los compromisos contraídos con el cliente para ganarnos su fidelidad. De esta manera, nunca prometeros algo que no podamos cumplir.
  6. Eficacia: Evitaremos la demora en la resolución de incidencias, especialmente cuando el cliente tiene un problema con un producto o servicio.
  7. Accesibilidad: Ofreceremos diferentes sistemas de comunicación (teléfono, email, redes sociales) para que el cliente pueda ponerse en contacto con nosotros siempre que nos necesite.
  8. Oportunidades: Investigaremos nuestro mercado, analizaremos las ventas y mediremos la satisfacción del cliente para encontrar nuevos nichos de negocio.
  9. Escucha: Escucharemos atentamente a los clientes y cualquier sugerencia siempre será bienvenida. Las críticas constructivas y los comentarios de quienes consumen nuestros productos/ servicios nos ayudan a mejorar.
  10. Personalización: Brindaremos a nuestros clientes una atención personalizada que dé respuesta a sus necesidades individuales; haciéndole sentir único.